viernes

Alevosía de recuerdos

Ya no recuerdo muchas mañanas ni los que estuvieron en ellas,ya no recuerdo su color, ni tampoco su olor a tierra húmeda de invierno.

Recuerdo los rayos de sol entrando por mi ventana con su luz naranja.
Tus palabras, tu mirada, tus sonrisas.
Irrumpiste en mi vida como una melodía del destino acariciando mi ser
y poniéndole nombre a los deseos.

Ya no recuerdo muchas tardes ni sus olores de gente sobreviviendo,
ya no recuerdo sus perros sin nombre, ni esta ciudad sin rincones para esconderse.

Recuerdo la tarde llena de fiesta y sonrisas ansiosas a la espera de un acepto.
Tu aroma, tu tacto, tu tiempo.
Irrumpiste en mi escepticismo como una plegaria a la confianza, sorpresiva y ajena.

Ya han desaparecido muchas noches y sus oscuridades excitantes,
gélidas pieles precoses de madrugada, con lunas chispeantes y estrellas que tiritan.

Recuerdo la noche en que los luceros perdidos y el deseo se encontraron y
se mezclaron con el frío errante, dispuestos a buscar calor.
Tus uñas, tus pasos, tus ojos guardianes de lugares sin edad.
Irrumpiste en mi soledad haciéndome lanzar por los aires las páginas de los almanaques
mostrándome que el tiempo es una mentira.

Ya no recuerdo muchos días con sus noches,
ni las risas de los niños con sueños en la mirada.
No recuerdo las huellas que dejé en su caos,
ni las palabras que empaqué y dejé ir con el viento.
Ya no recuerdo los árboles ni las flores, ni a los malos con sus buenos.

Recuerdo el día en que conocí tus palabras, tu piel y tu mirada.
Tus sonrisas, tu música, tus caricias.
El día en que me busqué en tus ojos y me encontré en tu boca.
El día en que necesité de tu voz sin tiempo.

5 comentarios:

andrés dijo...

Muy bueno, tantos recuerdos y momentos que una persona puede generar en nosotros... tan llena de espacios que es la vida, la cual dia a dia nos pone en el camino personas especiales...

Milanes... uff me mata!

*°·.¸¸.° Heidy °·.¸¸.°* dijo...

Un post muy hermoso!

Pipe dijo...

Sabes que creo que esto es una ventana de tu cabeza, creo en la luz de la ventana creo que igual irrumpes de una manera no pensada, que la alevosia de un recuerdo se contrae en hechos, en piel, en usted desnuda y mi cuerpo intentando adentrarse en tu abismo profundo

Ana dijo...

Divino!! Me encantó...Me convierto en tu seguidora porque me gustó mucho tu blog...
Besos...
Ana

delfin en libertad dijo...

Me encanata precioso poema lleno de musica,olr, de tiempor compartido, muy hermoso. Un abrazo.